jueves, octubre 7

 
La crisis de los 40
La crisis de los cuarenta no aparece al cumplir el cuarto decenio de tu vida, comienza mucho antes. Más o menos a los tres meses de empezar tu primer trabajo, justo el día en que despiertas y te das cuenta de que hay millones de personas que son más inteligentes y más guapas que tú, y que seguramente llegarán a ser mucho más importantes, y otros tantos millones que son menos inteligentes y más feos, pero que llegarán a ser más ricos.
La crisis de los 40 realmente desaparece en el momento en que pierdes la esperanza de haberte confundido, de estar equivocado y aceptas la cruda realidad.
Y, después de todo, siempre nos quedará París...

Comentarios:
Ni esos que serán más importantes ni los que serán más ricos provocan en la gente lo que provocas tú. Tú eres único e irrepetible. Y te aseguro que todos esos sentirian envidia cochina al leerte, porque seguro que niguno ha conocido a una naúfraga :p.
Tú eres importante para los que te queremos e inmensamente rico en sensibilidad y cariño que dar.Que se queden con su importancia y con su riqueza. Lo que tú tienes vale mucho más. No lo dudes ni un instante.
 
con amigas como tú... quién necesita ser rico?
 
yo creo que has descrito el preciso momento en que la crisis termina y comienzas el resto de tu vida. La receta para ser feliz quizás consista en recordar tantas veces que los restos el día siguiente estaban más sabrosos y exquisitos que el plato recién cocinado.
 
Tienes mucha razón, josediego. Y gracias por la receta, me la apunto...
 
A mí la crisis de los cuarenta me la regalaron a los doce años por mi primera comunión. Pero el disgusto se me pasó enseguida, en cuanto logre cazar en la piñata, el ojo de las pompas, el reloj de caramelo y un par de paracaidistas.
 
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
mosquita, ¿hacemos intercambio de crisis? me gusta más la tuya...
 
No te lo aconsejo, pero tu verás... sólo necesitas: un buen flashback, una abuela castradora, una mata de pelo erizado, marcas de varicela y un cuerpo de domador-de-circo-exmarido-de- vedette. ¿qué me dices? Yo, me quedo con tus cuarenta.
 
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
lo dicho mosquita, te lo cambio, qué no daría yo por tener pelo...
 
CRISIS..., A LOS 40 UNO POR FIN SE CONOCE A SI MISMO, SE ACEPTA( NO HAY OTRA)Y DECIDE Q NO VA A LUCHAR PARA INTENTARSE CAMBIAR,( Q CAMBIEN LOS OTROS)NOS REIMOS DE NUESTROS COMPLEJOS Y SABEMOS DEFENDERNOS DE LOS ATAQUES, POR FIN A LOS 40 , HEMOS APRENDIDO A VIVIR CON NOSOTROS MISMOS, Y TE JURO, MI QUERIDO COCO,Q SOMOS NUESTRA MEJOR COMPAÑIA,EXCEPTUANDO CIRCUNSTANCIAS PUNTUALES, JEJJ.
P.D : REFLEXION DE UNA VEINTEAÑERA, JEJJJ.BESSOS.
 
Sobre la supuesta crisis de los cuarenta, he escrito, medio en serio medio en coña, en mi blog: http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/09/cosas-de-la-edad.html. Un saludo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]