martes, septiembre 28

 
"Sólo viaja quien regresa, y se va quien yo olvido".
He pasado meses, años, a veces creo que vidas enteras, echándote de menos sin saberlo, sumido en esta bendita sensación de felicidad que regala el desconocimiento.
Apago la luz de la habitación y me tumbo en la cama, otra vez sin sueño, sólo con ganas de volar despierto. Me pregunto cuánto tiempo tardarás en desvanecerte, en desaparecer de mi vida, en convertirte en un recuerdo. Hay quien se hace un plan de pensiones, yo fabrico y guardo nostálgias para el futuro.
Es tan grande el silencio a mi alrededor que puedo oir los latidos de mi corazón. Siguiendo su compás a la perfección, las cucarachas, con su frenético claqué sobre el suelo de madera. Una, dos, tres... esta noche parece que van a organizar una fiesta. Y yo con estos pelos.
No sé cómo eres, a qué huele tu pelo, a qué saben tus labios o cómo enciende pasiones el roce de tus dedos. Sólo sé que, sin darme cuenta, me he vuelto adicto al color de tu letra, al compás de tus oraciones y a la esencia de tus pensamientos. Y creo que tú también lo sabes.

Comentarios:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]